revista-engarce
Fotografía: Demetrio Navarro del Ángel

Editorial

Pocas cosas en este mundo son tan universales como el ritual de la ingesta de alimentos. A través de los milenios, el ser humano se ha reunido con sus semejantes alrededor de fuego, ollas, mesas, banquetes y degustaciones. Comer se trata, pues, de compartir, de multiplicar las experiencias, las emociones y los sabores. De aquí podemos sospechar que probablemente el Nazareno fue un buen cocinero, pues siempre fue capaz de multiplicar(se) en las comidas.

Italo Calvino ya lo sugirió en su libro Bajo el sol jaguar cuando se propuso escribir un cuento respecto del sentido del gusto: no hay mucha diferencia entre cocinar y crear(se); no hay, por tanto, diferencia entre comer el alimento o engullir el cuerpo y el alma de quien lo preparó. En términos científicos, utilizamos balance y transformación de materia para volver los ingredientes en una obra propia, de manera que contiene esencialmente nuestra energía.

Cierto es que existen diferencias culturales, por ejemplo, en Brasil es muy raro que los comensales utilicen sus manos —y no los cubiertos— para llevar los alimentos a su boca; en India casi siempre utilizan sus manos; en algunos países asiáticos se procura hacer ruido al masticar, eructar y demás en señal de que se disfruta la comida; en México se trata de ser lo más silencioso posible al masticar y tragar; en Italia, y algunos otros países, el padre de familia debería ocupar la silla del extremo de la mesa… No obstante, al final del día se trata de reunirse, nutriendo así tanto al alma como al espíritu.

Festejamos con este número, con este banquete que podría darnos para charlar como Platón y sus convidados, cinco años de publicar y escribir, de leer y compartir obras intelectuales que han sido preparadas y sazonadas con el alma de cada autor. Así pues, les decimos: «que tengan buen provecho», «bon appétit», «enjoy the meal», «itadakimasu» …

Contenido

Aperitivos

Fotografías y pinturas de Demetrio Navarro del Ángel

Entradas

«Taquito al pastor» de Pedro Javier Mota Castillo

«Receta de poema» de Mario López Araiza Valencia

«Clímax oral» de María Robenolt

«La milpa es oración en movimiento» de José Luis Salgado

«Gastronómico» de José Luis Machado

«Receta de pusxinú, dulce melado» de Eli Abraham Escobedo González

«La rebelión de las lechugas anarquistas» de David Terrazas Tello

«Deseo prohibido» de María Susana López

«Minificciones alimenticias» de Ricardo Bugarín

«Deliciosa» de María Robenolt

«Receta de birria de res» de Araceli Díaz Nieves

Platos fuertes

«El machismo y sus males (in)visibles. De cocinas, deberes y escaso reconocimiento» de Andrea Lozano

«Elogio de la sensualidad» de Rodrigo Ruy Arias

«El viaje de las semillas» de Andrea Rodríguez

«Comida de provincia: una experiencia gratificante» de Demetrio Navarro del Ángel

«Gracias de Dionisio» de Gloria de la Soledad López Perera

«Tochtli, cintli, octli: conejo, maíz, pulque» de Juan de Dios Maya Ávila

«El sancocho de gallina desde una mirada filosófica: ¿la suma de las partes es igual o diferente al todo?» de Jorge Alberto López Guzmán

Postres

«Efecto paradojal» de Juan Cruz Rasch

«Manjar» de Andrés Guzmán Díaz

«La primavera del té» de Héctor Olivera

«La inapetente gula de Cristina» de Liana Pacheco

«Del griego kérdos (κέρδος)» de Hugo Chávez Mondragón