Trapisonda

Fernando Antolín Morales

Desbarajustas mi precisión quirúrgica

con tu mohín despreocupado,

casi hippie.

Embarullas mi rutina cartesiana

con tu visaje pasota

y tus rastas adornadas con delirio,

acerrojadas por fieltro

de colores,

de mil colores,

de más colores de los que caben en un cristal de LSD y, sin embargo,

el verde de tus ojos anega mi consciencia.

Has puesto tu pica en Flandes

que es mi piso

y no veo el día en que te deslices por debajo de la puerta y te esfumes,

tal y como apareciste.

Cada amanecer

cuando escucho el sonido amortiguado

(tras la puerta)

de tus bostezos

salvajes,

callejeros,

indómitos,

constato que tu incuria, tu dejadez, tu desidia,

siguen sin desvanecerse,

sin disolverse en el aire y en el tiempo como una aspirina efervescente.

Todavía.

Todavía un día más en tu caótico reino de la anarquía.

Afortunadamente.

Fernando Antolín Morales (Zaragoza, España, 1984) ha estudiado Matemáticas y Filología hispánica. Durante los dos últimos años ha organizado un recital de poesía en español en la ciudad de Nitra, Eslovaquia, lo que lo ha animado a dar a conocer su obra. Durante este 2020 ha sido galardonado con algunos premios y menciones en concursos de América y Europa, donde se han publicado algunas de sus creaciones como poeta, narrador y dramaturgo. Recientemente se ha publicado su primer poemario La esfinge del pino (2020).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s