En casa ajena

Alejandro Aurelio Rivera Álvarez

A mitad del cuarto,

con papeles, foto y ruido,

por más que canto y siento,

no consigo estar despierto.

Las paredes y la luz

chocan con la puerta

y allí, en el centro,

la jaula que construyo.

Se hace de día,

se hace de noche.

Luna de reproche,

tu nombre sobre el mío.

Y tus ojos, desde ayer,

en el cielo; muero hundido.

Vivo en una casa vacía

a mitad de la ciudad,

ensoñado hasta el hastío,

sin silencio para el ruido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s