Otras letras en la misma lengua

Dos poemas en haquitía y ladino, dialectos judeoespañoles

José Carlos Monroy

La identidad étnica es como una segunda piel de la identidad lingüística —Yo soy mi lengua—.

Gloria Anzaldúa, La nueva mestiza.

Siguiendo la ruta trazada en el artículo anterior, continuaremos hacia la otra vertiente de la expulsión promovida por las Coronas de Castilla y León: la hebrea.

Empezaremos hablando de lo que ocurrió con los judíos después de su expulsión de la ahora España. Aún ahora hablan el ladino, judezno o judeoespañol. Esta característica les hace únicos dentro y fuera del judaísmo. Si bien esta lengua tiene un origen romance que no se puede negar, ya no podría considerarse española. Se ha desarrollado de tal forma que es una lengua diferente, aunque es inteligible para los hispanohablantes en alguna manera.

La mayoría de los expulsados llegaron a los territorios del entonces Imperio Otomano, Países Bajos, entre otros. Este desarraigo no significó el desuso de la lengua heredada. El español continuó activo dentro de las comunidades sefarditas tomando préstamos de las lenguas habladas en los territorios donde estas se asentaban, aunque mantuvo su base romance. Si bien el uso del judeoespañol era principalmente religioso, también existió una producción notable con fines comunicativos, especialmente en Estambul, Salónica, Esmirna y Sofía (Romero, 1992, p. 48). El desarrollo de la lengua tomó diferentes rumbos, como la haquitía en Marruecos, el cual tiene un fuerte sustrato árabe; o el ladino en el lado oriental del Mediterráneo, que presenta sustratos turcos y árabes por igual.

Para este artículo tenemos una selección de dos poetas para ilustrar la riqueza de la lengua sefardita: Merche Dembar, mejor conocida como Mercedes Dembo (Larache, Marruecos, 1945), y Margalit Matitiahu (Tel Aviv, 1935), quienes escriben en haquitía y ladino respectivamente. Antes, hay que reparar en algunos aspectos que se distinguen en la escritura judeoespañola: si bien se respeta la grafía latina (a, b, c, d…), su ortografía no corresponde con la normativa española. Por ejemplo, (1) la palabra Dios se fragmenta para no representar una ofensa a la divinidad, conforme a la tradición escrita hebrea. (2) Se conforma el léxico con verbos de origen árabe. (3) Hay variaciones respecto al español (por ejemplo, muestros = nuestros) y una gran similitud con la lengua española, aun con los arcaísmos presentes.

Wahsh[1] de Mercedes Dembo

En mis ojos se miran

las orías[2] del Guadalquivir y las torres del Alcazar

como suspiros de brisa

y los naranjos arrestiran[3] sus brazos

repletos de vaho y zemirot[4].

Están preñadas las calejas[5] de Tetuán y Cazablanca,

apretijan[6] mi cintura;

calçan mis formas, mis minhagim[7] y acentos.

Calzo sherbiles[8] bordados,

muddeamos[9] en muestro manadero[10]

vistimos chilabas[11] con golor[12] de lechina[13] y azahar.

Las halas[14] se fushearon[15] en muestro derredor,

navego sin rezistencia

el D-io haddea[16] muestra raha[17].

Se cifra mi frescor aquí y en el más allá

en tus aguas cristalinas y tus riades[18] frondosos

que colmas de canela y mirto.

Te aleshas[19] fez[20] carmezí,

y tus manzías[21] ahondan mi tristura[22].

Bebe mi ruah[23] de tus aguas haneadas[24];

se jafean[25] mis eghbinas[26]

Y todo se integra y se diluye en la mizma fuente.

En el fondo del tiempo de Margalit Matitiahu

Kuando la eskuridá

Kuvrirá mi kara

I la tuya

I vamos a flotar en lo vazío

O en los fondos kuviertos

Kon montones de tiempo,

Ay!, muestro esprito

Va kreser en cada letra y sinyo,

Va desbrochar komo un koriente de fuego,

Va ensender palavras

Piedridas entre los momentos del tiempo.

Estonces, muestros nombres

Se van a gravar en los kaminos de sekreto.

I van a avrir las puertas de unión.


Después de la expulsión, los judíos españoles continuaron el uso de su lengua adoptándola a las circunstancias de las sociedades que los acogieron. El desarraigo no significó la pérdida de su lengua, ya que esta terminó siendo un elemento identitario para ellos, distinguiéndolos en la comunidad donde vivían. La tradición escrita sefardita alternó el uso del abecedario y el alifato hasta la estandarización del primero a partir del siglo XX. Destacaron como centros de producción literaria varias ciudades del Imperio Otomano antes de la Segunda Guerra Mundial. Actualmente, Tel Aviv es el principal foco de producción literaria, sin dejar a un lado las comunidades sefarditas en otros países.

Para quienes quieran saber más

Dembo, Mercedes (s.f.) Poema en haketía: Wahsh por Mercedes Dembo. eSefarad. Recuperado el 20 de noviembre de 2020 de: https://esefarad.com/?p=79576.

Matitiahu, Margalit (s.f.) Imajinasiones de Margalit: poezia «en el fondo del tiempo» de Margalit Matitiahu. eSefarad. Recuperado el 20 de noviembre de 2020 de:https://esefarad.com/?p=98165.

Romero, Elena (1992). Los sefardíes. Revista de la Asociación Europea de Profesores de Español, XXIII-XXIV(40-41). Recuperado de: https://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/aepe/revista_40-41_23-24_92.html.

Jablic, Tarik (2016, 23 de enero). El ladino en Bosnia entre la memoria de la pasado y la lucha por el futuro. Recuperado de EFE el 20 de noviembre de 2020 de: https://www.efe.com/efe/america/cultura/el-ladino-en-bosnia-entre-la-memoria-del-pasado-y-lucha-por-futuro/20000009-2818868.


[1] Nostalgia, añoranza

[2] Orillas

[3] Extienden

[4] Cánticos

[5] Calles estrechas

[6] Estrechan, aprietan

[7] Ritos

[8] Zapatillas de piel

[9] Dormimos

[10] Manantial, fuente

[11] Camisas anchas y de manga larga y capuchas con aberturas laterales

[12] Color

[13] Naranja

[14] Rostros, caras

[15] Desvanecieron

[16] Vela, cuida

[17] Descanso

[18] Jardines

[19] Alejas

[20] Sombrero típico de la ciudad marroquí de Fez, de uso masculino

[21] Piedades

[22] Tristeza

[23] Espíritu

[24] Serenas

[25] Alivian

[26] Penas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s