Epitafio

Miguel Martínez Castro

Debes terminar bien —dijeron—,

una corona sin diamantes

que adorne el final

de una empinada cumbre,

algo que dignifique,

una obra que —posiblemente—

sea olvidada;

cubierta por caricias

del tiempo (polvo).

Es mucho problema —creo—,

mejor cerrar los ojos,

terminar con un punto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s