El intangible regalo

Marya Luiza Aguilar González

Se le ofrece, me dice, un maravilloso regalo:

que abarque sus intensas ganas de poseer

creyendo disfruta lo inimaginable, el regalo

más mega-envidiable. Quiere creer,

creer que le obsequiaré algo preciado. Desconoce

el contenido que hay en esa caja de Pandora;

caja invisible que le embebo con palabras de dulce

esperando no deje la mirada esperanzadora.

Se le ofrece, me dice, un maravilloso regalo;

con inocente mirada y palabras de melodía

agrega: si le lastiman su cielo, podrá pegarlo.

¡Por salvarte de tinieblas, te daría la vida mía!

Quiero su maravilloso regalo sean estrellas

acompañadas de quijotesca armadura; sueños

indestructibles, protegidos de mil razones bellas

ante el adverso envidioso; sepa usar los desdeños.

Se le ofrece, me dice, un maravilloso regalo.

Trozo de mi vida, le respondí con tono anhelante:

la vida es un maravilloso elevador, podría jurarlo: serás infeliz y afortunado; es un obsequio andante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s