Lotería

Fernando Mavec

El diablo

Y cuando mi espíritu abandone mi cuerpo, sabré que no había vida más allá de la muerte y que aquel Dios oscuro que decía amarme se reirá y me mirará con burla. 

Y la vida me recorrerá las venas, mi cuerpo será una explosión estelar. Mis lágrimas se convertirán en lluvia, en la lluvia de verano que desata la tormenta. 

Y seré como los ciegos, como ciegos que tocan sus cuerpos. Mi alma volatizará como el humo del cigarrillo en la boca podrida de los predicadores. 

Y existirá la muerte, mas nunca moriré. Lloraré sin poder soltar en llanto, será mi eterna agonía, agonía a la que me he acostumbrado. 

Serán los cielos y los infiernos y la tierra y sus amores y sus llantos. Será la vida como en verdad es: sin máscaras. 

No habrá fortuna, aunque nunca la hubo. Podré ver a través de mis ojos la ceguera, el telón abajo; seré el que todo descubre. 

Seré limpio y me veré desnudo, sin venas, como el creador. El universo sólo me escupirá como la tos que limpia el pulmón. 

Todos los positivistas y fanáticos del universo se verán ynegarán sus creencias, su vibración. El universo es atroz. 

Escribiré y seguiré expresando la crueldad del espacio, no hay nada en él. 

Y la luz se volverá la sombra porque no existe la una sin la otra. Todo será oscuridad como lo es ahora. 

Golpearé el viento con la frente y azotaré mi cabeza. Penetraré la membrana cósmica. 

Saldrán navíos buscando atraparme en el eterno mar del tiempo, en la oscuridad de la antimateria. 

Se burlarán y me reiré de ellos: ingenuos. Sufriré esta agonía una y otra vez y el mal no será tan malo. 

Descubriré el interior de los cuerpos, el alma oscura de la razón y todo será noche como la vida. 

No habrá tiempo, no habrá aire, no habrá amor. Seremos tú y yo sin emociones en la nada, con nada. 

Me faltará el aliento y mi cabello flotará y entonces seré la bestia del apocalipsis. 

Y así, entonces y sólo entonces, descifraré lo que soy, mi naturaleza; y la odiaré. Me aceptaré tanto como me acepto hoy. 

Al final, al final de todo, no hay opción más que ser lo que soy.

maria-susana-lopez
El diablo, María Susana López

La calavera

En aguas quietas observé y sólo vi disturbios,

había un hombre frente a mí, 

con cuencas por ojos,

no podía verme, pero sabía que estaba ahí.

Sus dientes eran como pantanos

y su boca olía a hojas muertas.

Sonreía normal, como cualquiera,

pero ocultaba un gran dolor.

Su cuello eran sogas formando nudos

y su saliva escurría en cada escalafón.

En su pecho, su gigante corazón

que, era lo único que poseía de color.

Sus pulmones eran gases

que apenas permitían el paso del aire.

De su estómago salíanmariposas negras

que cubrían los demás órganos.

Sus piernas, ¡Qué largas piernas!

de huesos porosos y marcas horizontales,

¿Cuánto has caminado?

Lo suficiente —respondió.

Sus manos tenían guantes de piel,

de piel color carne,

y en sus brazos se veían las venas,

venas vacías.

Sus cabellos, aún aferrados al cráneo,

eran como cuerdas que con el viento

hacían sonar violines y chelos.

Su voz era un estruendo que,

cada cierto tiempo, decía;

¡Qué jodida la esperanza!

Cuando caminaba,

el suelo era de su propiedad,

pero los árboles se volvían negros,

ajenos a su posesión.

El sol era siempre luna,

pero el universo permanecía igual, en oscuridad

y, como el paso del tiempo,

los ríos y mares se volvían fríos.

¡Huí! Salí corriendo entre bosques

y ciudades, y mares y amores

y montañas y dunas de aire, pero,

cuando volví a observar aquellas aguas quietas,

no vi más disturbios, me vi sólo a mí.

La rosa

Sólo son esbeltas líneas que nacen en tus pechos y terminan en tus raíces. (Delicadas raíces que cimbraron la tierra y forjaron memorias en tiempos de guerra).

Sólo son tus caderas como relojes de arena, donde desordenas los pétalos del tiempo teñidos por tu sangre serena.

Sólo son tus muslos verdes e inocentesque recorren inviernos de caos y olvidan otoños recientes.

Sólo son tus huesos espinados, cubiertos con mantos morenos y adornados por dientes alineados.

Sólo son tus rastros de hojas secas y anhelos desviados.

Sólo son mis manos de torpes fortalezas y deseos sofocados.

La sirena

Brillas, brillas intenso, extenso, inmenso.

eres la luz que guio viejos barcos,

eres los cuentos de antiguos naufragios.

Te he visto, dijo el náufrago,

te he visto en las luces de los faros,

te he visto en estrellas ancestrales,

en viejas leyendas de los siete mares.

En mi andanza por años te busqué,

atado a este mástil ¿a dónde me lleva?

Entre tanto acantilado se perdió tu canto,

desvanecido entre la cera, las corrientes y el llanto.

Has pertenecido a los mares y a las tormentas,

eres de las aves y de aguas violentas,

pero aquellas estrellas te miran contentas,

entre arenas y dunas y calles desiertas.

¡Ven! Tenemos el tiempo,

volemos al cielo en besos eternos,

seamos el viento en movimiento,

que el fuego se crea con nuestros cuerpos.

maria-susana-lopez
La sirena, María Susana López

Fernando Mavec nació el 15 de julio de 1987 en la Ciudad de México, pero fue registrado en Morelia, Michoacán. Pertenece a una familia de clase media y estudió Administración de empresas por obligación, aunque jamás ejerció y siempre se dedicó a actividades de diseño, ilustración y, recientemente, arquitectura. A la edad de 7 años, fue diagnosticado con diabetes; a los 29 le detectaron un tumor en la mandíbula, que, al extirpar, provocó una gran pérdida del hueso, por lo que se requiere usar una placa de titanio; y, en 2019 quedó ciego del ojo izquierdo y débil visual del derecho. Todo lo anterior suena más dramático de lo que es. En 2019 publicó Universos paralelos: breve poemario del tiempo. En la actualidad trabaja en su segunda antología poética, basada en cada uno de los elementos de la lotería (juego tradicional mexicano), colección a la cual pertenece este pequeño recopilatorio anticipado a su edición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s