La primavera negra

Andreia Tavares de Sousa

La primavera pierde su olor,

solamente veo la tristeza y el miedo;

bajo un cielo pálido y triste,

duermen los seres en un sueño eterno.

Una atmósfera triste y oscura,

gritos, llantos y susurros,

se encienden los miedos y los terrores

diseña el dolor, en mi mente y mi alma.

En la oscuridad de los hospitales,

se percibe largos viajes hacia la tumba eterna,

es una maldición, este veneno negro,

un destino cruel, esta pesadilla.

Solamente veo el infinito…

¿Quién cierra las fronteras y los países?

Guardaré un recuerdo amargo,

un dolor que aumenta como el mar.

Los dioses desaparecieron en una ola,

las ciudades y los callejones están tranquilos.

muchas cosas me parecen desconocidas,

el canto de los pájaros rompe el silencio.

Del aroma de la salud, la naturaleza es testigo,

y también del dulce calor de las noches tranquilas.

siguen el ritmo lento y suave las estrellas.

y nos saluda bien bajito la madre Luna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s