Deseo prohibido

María Susana López

Ella se para de pronto y observa la vidriera con gula.

Calcula: ¿cuántos se consumiría?, ¿negro o blanco?, ¿de miga, centeno o salvado?, o ¿mejor con semillas de sésamo?

Los imagina acompañados con manteca y dulce de leche; mejor sería con jamón crudo, o de salame y queso. 

Rememora el olor del tostado con café con leche.

Se le hace agua la boca.

Su estómago encendido como luciérnagas en la noche.

Es hora de comer el yogur.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s