Poemas

Claudia Saquicela Novillo

0 El párajo enjaulado

¡La jaula es ahora un pájaro!,

y vuela libre.

Su belleza es verdad,

construye verdad con sus estrellas.

¡Está mojada de compasión!

¡No se acuerda de nada!

Crea poesía inexplicable

para perfeccionarse en la tolerancia.

Bebe en el desierto,

se esconde en el futuro.

¡Está loca de humanidad!

Se esconde detrás del viento,

¡su presencia renueva mis despertares!

Ella enreda mi carne,

y el pájaro se ahorca en la nada.

1 Las estrellas

Las estrellas echan de menos a la luna,

se preguntan: ¿qué haremos sin la sanadora?

¡Les duele desangrarse, pues envejecieron de un momento a otro!

Al caminar se estrangulan, atándose.

Se mezclan con el sol y mueren.

Hoy no hay estrellas, sólo obsesiones incurables…

Ellas se consumieron en su propio calor,

a veces se lamentan, añorando a la luna,

pero la luna les dijo: ¡te amo!

¡y su voz perduró por siempre!

2 ¿Querer?

No querer las ráfagas del tiempo que todo lo marchitan.

¡No querer vivir como enemigo de la voluntad!

No querer llenarse de vacíos.

No querer las hambres del sueño.

¡Querer el hambre delirante!

¡Querer la trascendencia deshilachada!

¡Querer el olvido instantáneo!

¡Querer dejar de existir, de leerte!

¡Querer el retorno a la madre!

¡Querer las artes y la clandestinidad!

No querer el aroma de las amapolas.

No querer mirarse al espejo y cambiar de cara.

3 Recuerdo

¡Ya no tengo identidad, tampoco tengo universalidad!

Me arrastro y me meto en el deleite.

¡Te fuiste para conquistar tus deseos!,

cuando la luz cantaba llena de agujeros.

Recuerdo la textura de tu piel aterciopelada,

retorno a tu alma desnuda llena de angustias,

pienso en el laberinto de tus palabras

que lo negaban todo.

Y el inconsciente te escupe hacia el deseo,

pero tu corazón electrizado grita que te falta amor.

4 Hoy

¡Hoy aboliré la tristeza!

y la convertiré en belleza.

La mezclaré con el lenguaje,

la liberaré de su cárcel.

¡La haré revolucionaria de la libertad!

Le regalaré amor propio,

la esconderé en las nubes y en la brisa,

la llenaré de palabras mutiladas,

que son de contrabando

y que se levantan solas en la madrugada.

Dejará de ser un fantasma negro.

Le quitaré sus cruces que la vigilan.

¡Hoy aboliré la tristeza

porque le daré el amor que nunca falla!

5 Doy un paseo

Paseo por la orilla para reinventarme.

Necesito sentir la arena y probar el agua.

Me han educado para arder en fiebre

y para parecerme a ti, y a ti.

Doy un paseo por el final de esta historia;

camino, miro, hablo, quiero llegar al sol.

Regurgito las olas azules,

transformo mis pasos en conciencia.

¡Busco mi felicidad en una caja de sentimientos!

Me petrifico junto al sueño de haber vivido.

Entreabro la fe de la totalidad.

Alabo al mar, a la ola y a la arena

y beso las huellas de la identidad.

6 La náusea

Tal vez recordarás la oscuridad de la náusea

porque causa incomodidad cortando la realidad como navaja.

Su camino está deshecho y agotado.

¡Ella no se sacia y bebe por los ojos!

Es ácida y amarga, pero te limpia.

Es encuentro y se atraganta con el asco.

Es sombra de su propia sombra.

Es frío sacudón y reflujo.

¡Náusea!, de feroz y podrido destino,

¡muere rota e incrédula!

¡Oh! Se queda dormida y vaga sin memoria.

¡Náusea, perdida en la garganta!

¿Cuándo volverás a ser lo que no eres en realidad?

7 Naufragio

¡Mis huesos se acercan al borde!

Se abandonan ante la llama petrificada

de mis antepasados,

que me tironean de arriba abajo del alma

porque no recuerdan sus secretos guardados.

Me estrangulan al vaivén del oxígeno.

Recogen la sal de nuestro sudor genético.

Miran en su bola de cristal la espuma del océano.

Buscan la orilla y encuentran el oleaje;

dejan de respirar y naufragan en el pasado.

Se quedan sonámbulos en esta metamorfosis

porque saben que el tiempo se acaba mañana

¡y que la eternidad es una escalera sin final!

8 Duplicadas

La otra yo me come y me bebe.

¡Se mira en mi reflejo y no ve nada!

Se atasca en sus sueños de tic, tac…

¡Ha sido la misma de anoche y de mañana!

¡Las dos somos como dos muñecas de trapo!,

ambas somos cielos llenos de gusanos.

La duplicada quiere todo o nada.

La gemela tiene miedo de las luciérnagas apagadas.

La duplicada es extraña y atolondrada.

La otra yo es de multitudes,

¡no deja de esperanzarse y de ser agua!

Mi duplicada es efímera golondrina.

Ella tiembla como las lágrimas en los ojos.

Es funeral en la noche pálida,

tiene las piernas firmes y peregrinas,

su cabello es como la selva del Amazonas,

sus labios son destellos de luna y de plata.

Nuestras almas reconocen que somos duplicadas.

9 Las palabras

¡Las palabras no sé de dónde vienen ni a dónde van!

Ellas escupen, lloran, y se revuelcan en el lodo.

Lloran de frente por sus abuelos.

Están sordas y no tienen culpa.

Se alimentan de morfina y de espanto.

¡Saben que el absoluto es ahora!

Danzan entre relámpagos.

Hace tiempo que dejaron de ser ellas mismas.

Fueron desterradas por la esperanza.

Son negras y se adelgazan en un eco de campanadas.

No tienen miedo ni a la muerte, ni al amor.

Son de la ventisca y del mes de marzo.

Son verdades que escalan mentiras,

pueden ser un pantano de absurdos.

¡Son de aquí y de allá!

Son como migajas de pan,

fluyen con los pensamientos

y se van, sin quedarse en ninguna parte.

10 Tu cuerpo

Pequeño cuerpo que se escapa.

Fue robado y no tiene nombre;

sus alas ya no vuelan,

su boca ya no canta.

¡Su cerebro perdió la cordura!

¡Su alma se partió en dos!

Y es un dolor tan insoportable…

Aconteció debajo de su piel.

Se fue muriendo poco a poco

porque estaba hecho de arcilla que renace.

¡Sus manos eran de alfarero, llenas de polvo!

¡Su nostalgia era de ayer y de mañana!

¡Sus rodillas, sus brazos, su espalda, formaban parte del fuego!

¿Qué había en ese cuerpo?

¿Qué mensajes escondía?

¡Para qué sus días se perdieron!

¡Sus horas se desvanecieron!

¡Y sólo es un fragmento del viento!

Claudia Saquicela Novillo es abogada, psicóloga, intérprete, políglota, gerente, artista, poeta y deportista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s