Sin fecha

Alejandro Aurelio Rivera Álvarez

No hay nada en el cielo de hoy.

Un pedazo de sol se cayó;

todo ya se había apagado.

Se quemó el mar de flores.

Los nidos están en llamas;

se murieron las aves.

El vuelo se acabó.

Hay murmullos en la ciudad de los ciegos.

Hay una pareja muerta en una cama.

Y los que se fueron,

en un grito entrando a la ventana.

Allá afuera se pierde la gente

entre solas calles sin viento,

sin horizontes ni paisajes,

con un puñado de nada.

Es la marea de otros aires

de suspiros y despechos,

de sofocados alientos,

inacabables pensamientos.

La luz que queda no es para ver,

pero se siente donde sea;

es la de un fuego consumido,

cubriendo tristes caminos

que no se volverán a pisar.

Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s