Borrador de un poema personal

Erik Borruel Rodríguez

Con tu feo rostro y tu saliva me dibujas,

Vida.

Yo digo que no quiero y tú dices no me importa,

pero lo hacemos al revés dos veces.

No me importa.

Tu sudor espeso áspero y tu mano rugosa espero.

En las noches de estrellas lacias,

las noches que saben a sopa fría,

veo tu hombro rodeado de un resplandor rebelde

y te odio porque me pudro

en algún basurero y te odio por las drogas que no tomo,

pero imagino que me das con la boca.

Intermitentes, tú y yo

como palpitantes órganos que no quieren latir,

somos fluidos, cascadas, cubos de hielo en el vaso

del licor cósmico ácido.

Vamos a comernos porque así somos,

Vida.

Vamos a fundirnos en una bofetada sonora,

a ser palabras, espacios y líneas en un poema

de putas, de un borracho necio.

Vamos a querernos una vez, Vida, tal vez

nunca.

Erik Borruel Rodríguez es estudiante de la licenciatura en Letras hispánicas en la Universidad de Guadalajara. Sus familiares dicen que es un mito. Tiene 20 años y aún cree en el punk.

Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s